Mostrando entradas con la etiqueta CANTO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CANTO. Mostrar todas las entradas

AFONIAS Y RONQUERAS


Los orígenes de las afonías pueden ser:
  • Irritación
  • Micro nódulos
  • Infecciones de resfriado o inflamación (laringitis)
  • Alergias
  • Hablar o cantar sin o con mala técnica
  • Flujos ácidos que sube desde el estomago
  • Alcohol y tabaco

Si la voz ha tenido tensiones durante mucho tiempo las cuerdas vocales se cansan, se irritan y se hinchan. Se llama edema (como las ampollas en los pies).

Las membranas mucosas se hinchan porque se llenan de líquido o flujo.

Si hay mucha producción de mucosidad las cuerdas se irritan. Si carraspeamos mucho se irritan más. En infecciones, alergias y tensiones se irritan las cuerdas vocales porque se resecan y para protegerse, aumenta la mucosidad.

En este momento las cuerdas vocales no se cierran bien y no pueden vibrar rápido.
Esta hinchazón hace que al cantar salga aire entre las cuerdas vocales, la voz suena ronca.

El resultado es que el tono y el timbre oscurecen y la voz suena más profunda, y no se llega a las notas agudas. Es similar con fumadores, con los años se oscurece y a veces pierden la voz.

VOZ RONCA, AFÓNICA, NÓDULOS
Hay cantantes que piensan que no hace daño cantar con las cuerdas hinchadas porque la voz funciona haciendo más presión. Si seguimos forzando la voz, al final se engruesan tanto las cuerdas vocales que tenemos que dejar de cantar.

Si tenemos que dar un concierto cuando la voz está enferma, hacemos un esfuerzo grande presionando las cuerdas vocales para que puedan vibrar, resultando en que después el concierto la voz está peor o desaparece totalmente.

REMEDIOS
Si el cantante tiene nódulos falla su técnica vocal. Hay que guardar silencio de 10 a 15 días. No hablar una silaba, no susurrar, no escuchar música vocal (porque fácilmente te puedes poner a tararear). Lo bueno es hacer yoga, meditación y pensar en positivo. Entrena la respiración y apoyo, mejora tu musculación, controlando que la laringe esté inactiva relajando la mandíbula. (Cara de tonto y muerde la lengua un poco) Comunícate solo por escrito. Normalmente las afonías y los nódulos desaparecen sin más. Si tienes una infección o fiebre intenta no cantar.

Si no estás resfriando pero tienes mucha mucosidad puede ser alergia. Busca el origen y evita lo que la produce. También un médico puede quitar los nódulos con láser.

Para que no vuelvan los problemas de afonías o nódulos hay que estudiar una correcta técnica vocal, de lo contrario vuelven los problemas de afonía con frecuencia. En la voz hablada también es importante usar un buen apoyo si no se gasta. Controla que la voz hablada esté situada en un tono cómodo y que esté bien apoyada, y no tenses alrededor de la laringe (Estudiar apoyo y técnica vocal en los consejos anteriores).

Si la voz está reseca por la mañana intenta no carraspear, es mejor beber un poco de agua y relajar la voz un rato. Habla luego con suavidad, las vibraciones quitan automáticamente el exceso de mucosa.

El descanso es importante durante una gira o cuando damos conciertos diarios.

Hay que dormir mucho para relajar la voz y tener energía y fuerza física para que los músculos tengan un buen soporte.

REMEDIO NATURALES
El vapor que inhalas entra en contacto directo con las cuerdas vocales. Alivia mucho si estamos resfriados con la garganta irritada. Hervimos agua con hierbas (camomila, tomillo, etc.) en un recipiente y con una toalla sobre la cabeza inhalas durante 10 minutos el vapor. Respira por la boca y nariz. Después, evita hablar durante media hora para relajar las mucosas y no carraspear, mejor hablar suave. Si vas a cantar por la noche es mejor hacer los vahos 4-5 horas antes el concierto.

Si tenemos un poco de afonía o irritación puede ayudar con jengibre y miel. Pon a hervir un poco de jengibre machacado en agua unos minutos y luego déjalo reposar durante 5 minutos con tapa (mantenlo caliente) añade miel y bébelo caliente. Si sabe mal añade un poco de canela u otra especie que te guste.

ALCOHOL TABACO
Las bebidas y comidas no influyen en el trabajo de las cuerdas vocales. Pero pueden influir en el apoyo. Nos sentimos menos ágiles con el estomago lleno.

El alcohol influye en pérdidas de memoria y equilibrio corporal. Puede ser más difícil llegar a las notas agudas porque las mucosas se hinchan y aumentan los vasos sanguíneos.

Depende de cada persona el nivel de lo que podemos ingerir hasta dañar la voz, respeta las señales de tu cuerpo.

El humo se inhala y pasa por las cuerdas vocales, se reseca la mucosidad y aparecen irritaciones en la voz. Aumenta el riesgo de nuevas tensiones.

Si eres cantante no debes fumar. Si eres fumador y lo quieres dejar ten cuidado no dejarlo antes un concierto o una gira. El efecto puede ser grande. Los fumadores producen mas mucosa, y cuando se deja de fumar, aumenta la producción de mucosa sin el humo que la reseca. Esto hace más difícil controlar la voz. Hay que dejar de fumar en un periodo en el que la voz tenga poca actividad. Se puede tardar entre tres semanas a tres meses en corregir la voz dependiendo del consumo de tabaco. Generalmente un no-fumador tiene mejor voz y salud que un fumador.

RESUMEN
Estar descansado y en buena forma antes un concierto.
Si la voz está ronca o afónica, apoya la musculación más de lo normal para evitar más tensiones.
Encontrar un equilibrio entre el apoyo y la laringe abierta.
Sentir siempre que alrededor de las cuerdas vocales hay un espacio, para que puedan vibrar libremente.

TIPOS DE VOCES, REGISTROS Y ENTONACIÓN

TIPOS DE VOCES
Los niños: Las voces infantiles tienen las cuerdas vocales más cortas que los adultos, por eso suenan más agudas que un adulto. Tenemos que tener esto en cuenta cuando cantamos con ellos, hay que subir la tonalidad.
No se debe enseñar a los niños técnica vocal hasta la pubertad, es cuando las cuerdas vocales doblan su tamaño. La voz baja una octava, y a partir de esto, se puede usar el registro falsete.
Las niñas: Las voces féminas también cambian, bajan un par de notas solamente. El registro agudo en la mujer lo llamamos registro de cabeza, y el registro bajo, voz de pecho.

CLASIFICACIÓN DE VOCES:
Voces femeninas:
Soprano, la voz más aguda
Mezzosoprano, voz mixta
Alto y contralto, la voz más profunda

Voces masculinas:
Tenor, la voz más aguda
Barítono, voz mixta
Bajo, la voz más profunda

¿QUÉ ES EL REGISTRO?
El registros son las agrupaciones de las voces, no tiene nada que ver con su funcionamiento.
Las cuerdas vocales son como gomas, pueden estirarse y relajarse. Cuanto más que se estiran, más agudo será el tono. El registro de canto es el rango que tenga la voz, esta limitadas por el tamaño de las cuerdas vocales. Las cuerdas más cortas son las que producen los tonos agudos (compara con las cuerdas del violín y el contrabajo). Las cuerdas finas producen las voces más suaves, mientras las cuerdas gruesas producen voces más fuertes.

Tenemos cambios naturales en la voz en diferentes registros (no son roturas en la voz).
Si queremos una voz homogénea, la misma calidad en todo su registro, hay que vocalizar.

Voz de pecho llamamos al registro bajo porque la resonancia se produce en el pecho.
Voz de cabeza es el registro agudo en la mujer, lo llamamos voz de cabeza. La resonancia se produce detrás la nariz y sus alrededores.
Diga una mmm- en un tono bajo y pon la mano encima el pecho, observa las vibraciones.  Haz lo mismo con un tono agudo, pon los dedos al lado la nariz para notar la vibración.

Voz de falsete es natural, pero no suena muy bien en el canto, carece de sonoridad y vibración. Si no quieres que tu voz suene con cambios bruscos, evita cantar canciones con mucho registro al principio del aprendizaje. Con la vocalización reforzamos el falsete para lograr un registro más amplio y uniforme, conseguimos cantar con más fuerza y comodidad (soltura).

LA ENTONACIÓN
Un bebé nunca se queda afónico cuando grita, hay un equilibrio natural entre la respiración, apoyo y voz. Cuando crecemos tomamos malos hábitos y esto produce tensiones en la voz. Con la ayuda del “oído” y la memoria de la musculación entrenamos el perfeccionamiento del tono. Una mala entonación no depende de “mal oído”, sino tensiones que evitan que las cuerdas vocales se estiren para llegar al tono deseado.

Si alguien alguna vez nos ha dicho que nuestra voz suena desafinada, nos puede crear un trauma, las tensiones aumentan y a veces es difícil mejorar.

Cuando somos mayores y tenemos problemas con la afinación, hay que localizar el origen de las tensiones y resolverlas, para lograr una perfecta entonación en combinación con la técnica vocal. No te dejes influir por las criticas de otros que no son expertos de la voz.

A veces ocurre esto también a los cantantes profesionales. Sienten que un tono suena desafinado y necesita un ajuste en su voz. Puede que falle la respiración, el cansancio, o las cantantes que tienen el periodo (la voz pierde un poco de su altura al engrosar las cuerdas vocales) o tener problemas técnicos al no oírse bien.

No existe un “mal oído” TODOS PODEMOS APRENDER A CANTAR.

LA VOZ

La voz es el instrumento musical más antiguo que existe. Desde que el hombre es hombre, éste dispone de su voz para articular palabras y para cantarlas.

El estudio de la voz es delicado y sutil, porque no es un instrumento que se pueda ver físicamente. Solo se tiene y se siente. La voz es un instrumento integrado dentro del organismo humano. El instrumentista es a la vez su propio instrumento.



Se podría considerar a la voz como una síntesis de instrumento de viento y de instrumento de cuerda al mismo tiempo.

El cantante genera, mediante su respiración, una columna de aire. Esta columna pasa por la laringe, poniendo en vibración a las cuerdas vocales. Los músculos de las cuerdas se tensan más o menos para producir la altura de sonido deseada. Este sonido es articulado por los labios, los dientes, la lengua, la mandíbula y el paladar para pronunciar palabras inteligibles.



Finalmente, el sonido ha de ser amplificado y enriquecido, para poder ser oído simultáneamente por un gran número de personas. El propio cuerpo del cantante, con su masa, huecos y cavidades, desempeñará las funciones de caja de resonancia.



Para resumir, se pueden distinguir cuatro elementos que forman la voz:

1º- El aparato respiratorio.

2º- El generador de vibraciones.

3º- El aparato articulador.

4º- Los resonadores



Clasificación de la voz

Del mismo modo que no hay dos personas iguales en todo el mundo, se puede decir también que no hay dos voces idénticas en extensión, potencia y color. Cada voz está íntimamente relacionada con las características concretas de cada persona.

Por otro lado, la voz es un instrumento en constante cambio, como el organismo en el que está integrada. Las características de una voz van cambiando debido a diversos factores, en especial el proceso de madurez fisiológica del organismo y la educación vocal que la persona pueda ir recibiendo.



Se suele utilizar universalmente la siguiente clasificación de las voces, desde la más grave a la más aguda:

Para los hombres, Bajo-Barítono-Tenor; y para las mujeres, Contralto-Mezzosoprano-Soprano. Los niños poseen una altura de voz similar a la de las mujeres. Pero su voz es delicada, no está desarrollada ni tiene la riqueza tímbrica de la voz de las mujeres. Por eso se la denomina voz blanca.

Contrariamente a lo que se suele pensar, se debe tomar más en cuenta, para clasificar una voz, el factor tímbrico que su extensión. El timbre de una voz es su color característico, y viene determinado encada caso por razones físico-acústicas concretas. Ocurre a veces que una voz posee el timbre característico de una determinada categoría, pero al mismo tiempo se mueve por un registro propio de otra.

La clasificación de las voces es, por lo tanto, un tema más delicado de lo que pueda parecer. No debe afirmar categóricamente qué tipo de voz tiene, hasta que la haya trabajado y conozca cómo puede evolucionar.



La voz hablada

Una voz hablada bien utilizada es capaz de expresar y transmitir una infinidad de emociones, sensaciones y matices diferentes. Esto hace el mensaje más atractivo e impactante para la gente que lo escucha.

Los principios fundamentales de emisión de la voz hablada son similares a los de la voz cantada. Los parámetros con los que juegan cada una también lo son. La voz hablada, al igual que la voz cantada, puede ser más o menos aguda, pausada o potente. Puede resonar más en el pecho o en la cabeza. Un buen orador juega con el volumen y la modulación de su voz con la misma inteligencia y premeditación con que lo hace un cantante.

La voz hablada se mueve dentro de un ámbito de notas más reducido que la voz cantada. Además, mezcla todo tipo de frecuencias vibratorias, y esto hace imposible reconocer un sonido concreto. Sin embargo, si se quiere ser realmente expresivo, la voz hablada debe ser también modulante. La tristeza debe sonar muy diferente que la alegría, la esperanza, el sufrimiento o la sorpresa.



Asimismo, la adquisición de unos buenos principios de emisión de voz evitará o disminuirá la fatiga de ésta. Una buena articulación delas palabras hará necesaria menos potencia vocal para decir algo. Una buena técnica respiratoria y un buen uso de los resonadores permitirán a las cuerdas vocales descansar más.



Cuidados y consejos

Ten siempre presente lo importante que es estudiar productivamente. Un estudio eficiente hace el aprendizaje rápido y gozoso. Siempre que hagas los ejercicios que se te proponen, o que estés cantando una canción, plantéate unos altos objetivos técnicos y musicales. Analiza los errores que cometes y que te apartan de esos objetivos.

Acostúmbrate a grabarte y a usar un espejo de pared cuando estudies. Esto te ayudará a detectar errores y problemas. Precisa cuál ha sido el error, y aporta una explicación lógica y una solución eficaz para resolverlo.



¡Recuerda que, con paciencia y constancia en el estudio, se llega a cualquier parte!



Lleva una vida sana. Duerme y come bien. Haz alguna actividad física. Si fumas o bebes alcohol, hazlo con moderación.

Bebe abundante agua, preferiblemente a temperatura ambiente. Si hay mucha sequedad, usa un humidificador.

Ten cuidado de no hablar demasiado alto en un local donde haya mucho ruido o la música suene muy fuerte. Forzar la voz o gritar para que te entiendan en estos ambientes es nefasto para la voz.

Nunca trates de cantar cuando estés enfermo y te duela la garganta al tragar.

Es preferible estudiar durante periodos cortos de tiempo varias veces al día, que estudiar mucho tiempo seguido sin la debida regularidad y concentración.

Debes comenzar a cantar cada día haciendo ejercicios previos de calentamiento, tanto físico como vocal.

No fuerces nunca las cuerdas vocales, ni al hablar ni al cantar, especialmente en el registro agudo. Busca siempre una sensación natural, armoniosa y placentera en tu voz.