Lesiones de Músicos

Más del 75% de los músicos sufre alguna lesión durante su vida profesional, reveló un informe de la Asociación Argentina de Cirugía de la Mano (ACM).
 
Las dolencias más comunes se encuentran dentro del grupo de los síndromes por sobreuso o uso excesivo de las manos y genera lesiones inflamatorias, que se manifiestan con el paso del tiempo.

Uno de los síndromes más comunes que afectan a los músicos es el del túnel carpiano, que es la afectación del nervio mediano que da la sensibilidad al pulgar y al índice y que si avanza, perjudica el movimiento del pulgar.
 
La ACM precisó que el 78% de los músicos padecen lesiones crónicas durante su vida profesional, y acotó que existen tratamientos específicos y técnicas de recuperación. 

Podemos decir que los músicos pueden ser comparados con deportistas de alta performance. Tanto los músicos como los deportistas están motivados para desarrollar sus actividades hasta más allá de sus límites realizando movimientos rápidos, complejos y coordinados".

El estudio de la ACM indicó que la diferencia entre los deportistas y los músicos es que los primeros están entrenados y desarrollaron su musculatura simétricamente, más allá de su práctica deportiva específica. Los deportistas están rodeados por nutricionistas, entrenadores, kinesiólogos, masajistas y especialistas, mientras que los músicos no hacen deporte y tienen un desarrollo muscular de determinados grupos musculares que en general es asimétrico.

En una investigación de 450 casos, se comprobó que el 78% de las lesiones de los músicos son crónicas, y el 53% de ellas son tendinosas y articulares. En cuanto a los más afectados, se indicó que el 50% de los pacientes tocan la guitarra, el 29% el piano y un 10% el violín.

La postura al tocar un instrumento afecta al cuerpo, debido a que todos los segmentos osteoarticulares son interdependientes.

La importancia de una buena postura, que es la condición en la que todo el cuerpo está en equilibrio fisiológico, y en la que se evita el uso de los grupos musculares que no están relacionados con un movimiento determinado. 
Una buena postura también es la que permite los movimientos repetitivos con un mínimo estres corporal, ya que las alteraciones posturales crónicas son las responsables de los desordenes más importantes en los músicos instrumentales.

La mayoría de los músicos parece no estar lo debidamente sensibilizados como para reclamar instrucción y asistencia en el terreno del mantenimiento y la mejora de sus cualidades físicas y psíquicas relacionadas con su profesión.

Si bien es cierto que se ha avanzado en alguno de los aspetos relacionados con la promoción de la salud del músico, los progresos en el campo de la prevención continúan siendo muy limitados. Por lo general, el músico desconoce los riesgos a que está expuesto o no dispone de los recursos para prevenirlos.

La mayor parte de los afectados son músicos de entre 30 y 40 años cuya enfermedad viene dada por el constante trabajo repetitivo, principal causante de las lesiones. 
El trabajo repetitivo va acompañado de tensión muscular al tocar el instrumento, lo cual potencia el riesgo de padecer lesiones. El número de lesiones puede reducirse si se presta atención a la formación preventiva, la cual debería estar presente desde los primeros años de enseñanza de un instrumento.

Lesiones más frecuentes

  • Bursitis: Es la inflamación de pequeñas bolsas llenas de fluido que facilitan el movimiento.
  • Tendinitis: Inflamación de cualquier tendón. Los síntomas y las causas pueden variar dependiendo del tendón afectado.
  • Tenosinovitis: Es un daño producido por un esfuerzo repetitivo que provoca la inflamación de la membrana sinovial que recubre un tendón.

Las más habituales son la epicondilitis, epitrocleitis, dedo en resorte, síndrome del tunel del carpo y Tenosinovitis de estiloides radial (tendinitis de De Quervain), que es una tenosinovitis que afecta a la vaina común del tendón del musculo abductor largo del pulgar y del músculo extensor corto del pulgar.