Tengo una banda / soy solista ¿cómo puedo ofrecer mi música en Spotify?

Spotify se ha convertido en objeto de deseo de muchos músicos, no para generar grandes cantidades de dinero pero sí para tener mucha visibilidad.

Deberíamos tenerlo muy en cuenta en nuestra estrategia de marketing musical puesto es una herramienta muy potente y popular. Actualmente Spotify es uno de los reproductores de música en streaming más populares a nivel internacional, cuenta con un gran repertorio musical y cada día suman 20 mil canciones a su catálogo, pero se preguntarán: 

¿Cómo subo mi música a Spotify si no tengo discográfica o soy independiente? 

De acuerdo con el servicio de Spotify, la forma más rápida que tiene una discográfica o artista para que su música esté en el servicio es ponerse en contacto con otra empresa o con un agregador que ya disponga de un contrato y proceso de entrega con Spotify.

Por otro lado, si eres una discográfica que lleva su propio negocio digital y está capacitada para entregar contenidos mediante un feed digital por medio de plataformas como FUGA o Consolidate Independent, la forma más rápida y sencilla es unirte a Merlin Network.

Para los artistas independientes que se autopublican o pequeños sellos discográficos que no cuentan con una plataforma de entrega o un sello que distribuya su material, el siguiente enlace les indica aquellas compañías "agregadoras" que trabaja con Spotify.

Agregadores musicales
Estos son algunos de los agregadores con los que trabajamos que proveen de música de artistas sin sello discográfico a Spotify. Puedes contactar a cualquiera de ellos para tener tu música en Spotify. Puedes ponerte en contacto con alguno de ellos para agregar tu música a Spotify.

Estas son las únicas formas de que el servicio de música reciba el repertorio con el que amplia su catálogo musical todos los días; si están interesados, en cada enlace obtendrán la información necesaria para lograr el cometido y que a su vez su material quede protegido del plagio.

7 razones por las que todo artista debería estar en Spotify
1. Promueve los catálogos de artista subiendo las utilidades a nivel mundial
Cada vez los servicios de streaming generan un porcentaje de ganancias mayor para la industria musical, el ingreso de las empresas Google (con el servicio Songza), Amazon (Prime Music) y Apple (Beats Music) anticipa un golpe fuerte en este sector y probablemente, la creación de nuevas herramientas y oportunidades.

Los tiempos han cambiado y hoy en días las tres disqueras más grandes: Universal, Sony y Warner, tienen áreas que se dedican a curar y promover playlists en Spotify. Esa es la estrategia de marketing; se atrae a posibles oyentes a playlists según temáticas o géneros. En esos playlists podrían colocar nuevos tracks o algunos temas de bandas nuevas, por ejemplo, de manera que quienes lo escuchen quizás por otros artistas, también podrán oír lo nuevo y si les gusta, conocerlo y buscarlo luego.

La ventaja de hacer esto, es que esas personas que nunca te oyeron y que muy probablemente tampoco lo hubiesen hecho si les dabas primero el álbum para comprar, lo llegan a hacer. Sin duda, un servicio de streaming paga menos que el costo de descarga de una canción, sin embargo, hoy el mercado está optando por poseer cada vez menos los temas y más bien oirlos por servicios como Spotify; si lo vez de otra manera, el artista está recibiendo dinero cada vez que alguien escucha su canción y esto era algo que con la piratería no sucedía.

2. Los playlists pueden lanzar y promocionar un hit
El portal de Tunecore puse de ejemplo al hit de Mr. Probz “Waves”. Cuando se lanzó en verano, se oia un millón de veces por día en Spotify. Esto ocurrió en verano y para abril, ya estaba en en top 40 de US Spotify. Esto, fue gracias a los playlists,  y la método de búsqueda de temas que ellos llaman como: lean back, en el cual uno puede encontrar, oír y si te gusta tener los playlists de otras personas que ya han hecho uno.

3. Los servicios de suscripción permiten cultivar a artistas nuevos
Spotify, hoy disponible en 60 países está permitiendo compartir un componente muy importante: información, en este caso musical. Los usuarios hoy buscan bandas nuevas, uno quiere oír más música, y el gran catálogo de los servicios de streaming lo permite. El repentino boom de Lorde, por ejemplo, fue impulsado en gran parte por el equipo de Spotify, que notó cómo la artista nueva iba ganando cada vez más difusión, sin haberse vuelto aun una estrella internacional.

4. Menos piratería
Esto ya se mencionó antes. Existe un antes y un después de los servicios de streaming. Hace unos años, la mayor cantidad de usuarios que no podían o querían necesariamente comprar un disco, lo descargaban gratis. Pero hoy, servicios como Spotify te permiten oirlo, por lo que la piratería ha decrecido, y esto es una gran noticia para los artistas alrededor del mundo.

5. Los servicios de suscripción hacen que el consumidor promedio de música consuma más
Las ventas por descarga digital no han reemplazado a las ventas físicas que vienen cayendo hace mucho. En EEUU, solo el 45% de la población online compra música de alguna u otra manera. El promedio de gasto anual de esta minoría, es de $55.45. Un consumidor Premium de Spotify invierte $120 al año por el servicio ($10 por mes, por 12 meses). Es prácticamente el doble, y el servicio y meta de Spotify es que siga creciendo, de manera que se generen aun más ganancias para los artistas.

6. Promoción gratis
Compartir la música que escuchas en Spotify es muy fácil. Inclusive ahora Facebook te indica qué canción estás escuchando, de manera que uno mismo se puede convertir en un promotor de alguna canción en el momento en que la escuchas o compartes. De esta manera, los propios usuarios y fans están generando constantemente promoción a las bandas y/solistas que siguen, y al multiplicar esto por la gran gama de redes sociales que cada uno maneja, las posibilidades de llegar a nuevas personas se vuelven mucho más amplias.

7. El streaming ya ganó gran parte de la industria
Lo muestran los números y el propio comportamiento de las personas. En este momento las ganancias por streaming ya superaron las ganancias por ventas físicas y se estima superen a aquellas dadas por las ventas online.

Así es muy probable que pronto, el streaming se convertirá en una de los principales, -y a lo mejor la principal-, fuente de ingresos tanto para artistas mainstream como independientes.

Mayor información http://www.spotifyartists.com/