Seasick Steve

Cuando este californiano sacó su primer disco ya tenía más de 60 años y una larga vida de vagabundeo a sus espaldas. Ahora tiene cerca de 75, se fabrica sus propios instrumentos y le da al stompin’ blues. Recoge la herencia de John Lee Hooker transformándola a base de su honestidad y calidad. 


Steven Gene Wold, mas conocido como Seasick Steve (nacido en 1941) Es un músico, blusero, nacido en Oakland, California, Estados Unidos. Usualmente sus canciones hablan sobre su juventud y sobre sus primeros trabajos casuales, que marcaron su vida. Generalmente utiliza guitarras personalizadas por el, o hechas por el o por luthiers amigos. 

Infancia y primeros años de vida 
Cuando tenía cuatro años de edad, sus padres se separaron. Con ocho años se cruzó con el músico de blues KC Douglas, quien le enseñó a tocar la guitarra y así ganar algo de dinero tocando por las calles. Se fue de su casa a los 13 años para evitar los abusos a manos de su padrastro, y vivió duramente en Tennessee, Mississippi y en otros lugares, hasta 1973. 
Solía ​​viajar largas distancias en los trenes de carga, en busca de trabajo como peón de granja, o en otros trabajos de temporada, a menudo viviendo como un vagabundo. 

"Los vagabundos son personas que se desplazan en busca de trabajo, los vagabundos son personas que se mueven, pero no buscan trabajo, y los vagabundos son personas que no se mueven y no trabajan. Yo he sido los tres" 

En la década de 1960, él comenzó a viajar y tocar con músicos de blues amigos, tenía amigos en la escena de la música como Janis Joplin y Joni Mitchell. Desde entonces, ha trabajado, dentro y fuera, como músico de sesión y como ingeniero musical. A finales de 1980, mientras vivía en Olympia, cerca de Seattle, ha trabajado con muchos artistas de sellos independientes. 

Estuvo un tiempo viviendo en Paris, tocando en las calles, sobre todo en el metro. Después de mudarse a Noruega en 2001, lanzó su primer álbum, titulado Cheap, grabado en The Level Devils (Jo Husmo en bajo y Kai Christoffersen en la batería). 

Su gran salto tuvo lugar en 2003, cuando se juntó con un par de músicos noruegos y comenzaron a tocar blues clásico, un blues que eriza la piel y hace pensar en viejas historias del Mississippi, un blues tocado con guitarras hechas por él mismo. 
En 2004 llegó su primer disco, “Cheap”, pero fue con su segundo trabajo, “Dog House Music” (2006), con el que triunfó en el Reino Unido. Después llegaron las giras y festivales, el reconocimiento internacional y nuevos trabajos de estudio.
Hizo su primera aparición televisiva en la TV inglesa, en el programa de Hools Holland (festejando el año nuevo de 2006) donde toco "Dog House Boogie". Luego de ese show su popularidad exploto en Gran Bretaña. Fue bien recibido en el Reino Unido, ganó el premio "2007 MOJO Award for Best Breakthrough Act" (Artista revelación del año 2007) y toco en los principales festivales del Reino Unido como Reading, Leeds y Glastonbury. 

Steve es un personaje digno de cómic, o de canción de Bod Dylan, o de historia de Kerouac y Burrough. Un personaje del que ni si quiera está clara la edad. En teoría tiene 74, pero hay quien lo pone en duda. Un personaje que vagó en su adolescencia de tren en tren con una guitarra a cuestas. Partiendo de California hasta Tennesse, Mississipi arriba, Misisipi abajo, como un cowboy solitario acompañado por sus “guitarras” artesanales. Guitarras hechas por él mismo, un poco con lo que se encontraba en sus devenires, un poco con algo de chatarra.

Un personaje que pese a su talento y trayectoria, y pese a trabajar como músico de estudio para gente de renombre, nunca quiso ni busco el camino del Rockstar. Siempre prefirió la carretera y la libertad que solo el anonimato concede.

Un personaje que nació en 1941 y dedicó su vida a la guitarra, al country y al blues, grabando y dando conciertos por todo el mundo. Pero que, por motivos difíciles de explicar, esperó hasta 2004, nada menos, para sacar sus propios discos. 

Quizás sea por lo artesanal y autentico de todo el proceso, tanto de creación como de grabación. Quizás sea por su voz o quizás por lo minimalista de la instrumentación y de la producción. Quizás porque lo grabó en una habitación de su granja, como quien dice, con un par de amigos. 
Quizás por lo extraño de sus “guitarras” artesanales. “Guitarra” por ponerle un nombre a ese trozo de madera con rascador y una sola cuerda con la que se permite el lujo tocar. Hay que tener un toque raro, pirado, nostálgico y realmente genial para plantearte grabar un álbum serio con ese tipo de “artefactos”… 

Si algunos piensan que llegó a destiempo, otros creemos que SEASICK STEVE ha llegado y ha encontrado un tiempo y un lugar.  Talento acompañado de autenticidad y sinceridad.




Conoce más sobre Seasick Steve en http://seasicksteve.com/