Afinaciones abiertas

El tema de afinaciones abiertas para guitarra está empezando a ser más extenso de lo que fue en principio, de las típicas afinaciones abiertas usadas en Blues o Country pasamos a otras más elaboradas en música hawaiana, africana, irlandesa, flamenco, o para los más aventurados, música de países como la India o China.
Curiosamente, la mayor parte de las culturas noeuropeas, al recibir una guitarra o instrumento similar, su primera reacción, fue la de afinar ésta de manera diferente.




Hacia el año 1600 d.C. ya encontramos la guitarra barroca de 5 cuerdas afinadas la-re-sol-si-mi, o sea, igual que la guitarra actual si le quitamos la sexta.

La guitarra como hoy la conocemos se desarrolla a lo largo del siglo pasado, y desde allí en adelante ha quedado como afinación estándar la conocida mi-la-resol-si-mi.

Sin embargo, otras afinaciones fueron aplicadas a la guitarra para interpretar música barroca y renacentista, como la afinación mi-la-re-fa#-si-mi, que es la que usaban los laúdes. Ya en el siglo pasado, Fernando Sor compuso la fantasía Opus 10 -un tema con variaciones afinando la guitarra fa-la-resol-si-mi, es decir, subiendo un tono la sexta. 

Las afinaciones abiertas consisten en cambiar una o varias cuerdas para obtener una sonoridad distinta con la guitarra. 
Para poner la guitarra en re, recurso muy utilizado en el mundo de la guitarra clásica, sólo tendremos que bajar un tono la sexta cuerda. Por ejemplo, en la trascripción de Alfonso Borghese de "Sevilla" de Albéniz la sexta es en "re" y la quinta en "sol", obteniendo así el acorde de sol mayor. 

El uso de afinaciones alternativas o abiertas abre las puertas a muchas sonoridades diferentes.
Sin exagerar, podríamos decir que, cuando cambiamos de afinación, la guitarra se transforma en otro instrumento: las cuerdas al aire tienen distinta relación interválica, los armónicos naturales son otros, la vibración simpática de las cuerdas es otra, etc.

Alguna definiciones
Llamamos Afinación Abierta a aquella que suena cuando rasgueamos las cuerdas al aire.
La resultante de este sonido, dependiendo de cómo esté afinada la guitarra será un acorde mayor, menor, etc.
Por ejemplo, si al rasguear las cuerdas al aire, lo que suena es un Do mayor, la afinación será llamada entonces Afinación abierta Do Mayor, y así sucesivamente. 
Si el acorde fuese menor, entonces llamaríamos a la Afinación Abierta Do menor.
Lo interesante de esto es que el ejecutante puede encontrar acordes novedosos rápidamente, y aprender una rueda de acordes con posiciones de dedos no habituales. 

Estas afinaciones son también muy populares en el uso del Slide, común en la música Country o Rock. Keith Richards popularizó la afinación en Re, re-la-re-fa#-la-re, tan usada en muchas de sus canciones -"Strett Fighting Man", "Jumping Jack Flash"-
Otra afinación que emplea habitualmente es el "open G" (Sol abierto) re-sol-re-sol-si-re, un modo muy empleado por los bluseros negros para el trabajo con slides. 
Sin embargo, Keith le añadió una innovación: sacó la 6ª cuerda para poder tener la raíz del acorde -en este caso Sol- en la cuerda más grave, o sea, la 5ª. 
Richards llegó al punto de hacerse construir especialmente varias guitarras de 5 cuerdas para tocar en esta afinación.
Ejemplos clásicos en "open G" son: "Honky Tonk Woman", "Start me up" y "Little t & a".

Cambiando la afinación
Hay varios puntos a considerar a la hora de cambiar la afinación de tu guitarra. Las guitarras y los juegos de cuerdas están diseñadas para la afinación Standard, por lo que si cambias tu afinación, la tensión del las cuerdas cambiará, aumentando o bajando la tensión sobre el mástil según la afinación que uses, con riesgo de romper cuerdas o dañar la estabilidad de tu instrumento. 
En principio, si bajas la afinación no hay mayor problema, pero debes ser cuidadoso al intentar subirla.
Una buena opción es no subir cada cuerda más que 2 tonos, a menos que cambies el grosor si deseas subir aún más que dos tonos. Aun así, debes ver que el instrumento no se arquee indeseadamente, algo que puedes corregir manipulando el alma o tornillo posterior de la guitarra.
Lo mejor es ir probando calibres de cuerdas que se adapten mejor a la afinación que quieres conseguir. 
Muchos músicos que utilizan afinaciones abiertas, una vez consiguen la afinación y calibración deseada, mantienen así ese instrumento y prueban otras afinaciones en otras guitarras. De este modo, era común ver al legendario Michael Hedges en concierto con varias guitarras afinadas de diferentes maneras.

Ejemplos de Afinaciones Abiertas
Ya sabemos que la guitarra se afina habitualmente en mi-la-re-sol-si-mi.
A partir de aquí podemos modificar la afinación de la siguiente manera: 

re-la-re-sol-si-re
La podes encontrar en publicaciones inglesas y americanas "Dropped D".
Es casi una afinación estándar para los guitarristas clásicos, muy utilizada también por guitarristas del Heavy.
Para lograr esta afinación basta bajar la (6) un tono. Afinar comparando el armónico del traste 12 con la (4) al aire, y/o el armónico del traste 7 con el del traste 12 de la cuerda (5).

mi-la-re-fa#-si-mi
Como dijimos antes, la afinación "laudística" sirve para interpretar música barroca o renacentista. Deberás bajar un semitono la (3), afinar comparando con la (4) en el traste 4.

re-sol-re-sol-si-re
Afinación abierta en Sol, en inglés "Open G". 
Muy utilizada en blues, ideal para tocar con slide. Bajar las cuerdas (6), (4) y (1) un tono. Afinar es fácil: las cuerdas (6), (4) y (1) nos dan la misma nota (D) octavada, y la (5) nos da la octava grave de la (3).

re-la-re-fa#-la-re
Afinación en Re, "Open D". Otra del blues, aunque con una sonoridad bien diferente. 
Bajar las cuerdas (6) y (1) un tono y la (3) un semitono.

re-la-re-sol-la-re
Una de las afinaciones predilectas de aquellos guitarristas dedicados a la música de origen celta. 
Bajar la cuerda (1) un tono, subir la (2) un tono, bajar la (6) un tono.

mi-la-mi-la-do#-mi
Afinación en La, "Open A".

mi-si-mi-sol#-si-mi
Afinación en Mi, "Open E".

do-sol-re-la-mi-sol
Guitar Craft Standard tuning, afinación creada por Robert Fripp.


Articulo escrito por Guillermo Cides