¿COMO CALIBRAR UN BAJO?

Los pasos principales para el correcto ajuste de nuestro bajo, debemos asegurarnos de haber colocado correctamente las cuerdas (es recomendable aprovechar el cambio de cuerdas para realizar los ajustes). 
Una colocación correcta sería por ejemplo asegurarse de que al enrollar la cuerda sobre el clavijero, no montamos unas vueltas de cuerda sobre otras, esto es esencial, para que después una vez tensas y ajustadas no se muevan mas y no se nos desafine el bajo en el momento mas inesperado. 

Además como consejo es bastante recomendable dejar el suficiente sobrante de cuerda al cortarla como para poder enrollar bastantes vueltas de cuerda y conseguir así que el punto de "partida" de la cuerda hacia la cejuela esté bastante abajo, aumentando así el ángulo de la cuerda sobra la cejuela, y por tanto manteniendo una mayor presión sobre ella. 

Una vez colocadas las nuevas cuerdas, se afina para que el mástil reciba la tensión con la que lo vamos a ajustar, pues lo primero que deberemos ajustar será el alma, para encontrar el equilibrio correcto entre la fuerza de las cuerdas y la del alma (son fuerzas que se contrarrestan, el ajuste consiste en equilibrarlas hasta cierto punto) 
La entrada a la cavidad del tornillo de ajuste del alma puede estar en la pala o en la base del mástil, dependiendo del modelo de bajo, puede también ser un modelo con dos almas, en cualquier caso el método de ajuste suele ser el mismo. Se aprieta girando en el sentido horario, y se afloja en el sentido contrario. 
En este ajuste (el más peligroso de todo el proceso) hay que andarse con mucho ojo, no dar mas de un cuarto de vuelta por vez, y aun así, no debería costarnos más de media vuelta en total ajustar correctamente un instrumento, de ser así, existiría algún problema más serio que nos estaría invitando a hacer una visita al luthier. 

Para comprobar si necesitamos dar más o menos relieve al mástil, (a este ajuste de alma también se le llama así) podemos ayudarnos de una cejilla, para colocarla en el traste 1, con el dedo pulsamos en el primer traste del mástil que hace "contacto" en el cuerpo (me refiero a donde el mástil ya está encastrado en el cuerpo del bajo, a esa altura...) y medimos hacia la mitad de estos dos puntos (suele caer sobre los trastes 7-9) la distancia de la cuerda de mayor calibre a la parte superior del traste, podemos considerar como un buen ajuste un intervalo que situaría entre los 0.5mm y los 1.2 mm. 

Si la distancia es mayor deberemos apretar un poco (UN POCO!!) el alma, sentido horario. Si la distancia es menor, (prácticamente la cuerda toca el traste) hay que aflojar un poco.

En todo este proceso, hay que tener paciencia, porque la madera puede tardar un tiempo en adaptarse totalmente a los cambios...así que es prudencial esperar unas horas en cada cambio, empezando desde la puesta de cuerdas, y continuando por cualquier giro de alma, que repito una vez más, deben hacerse con mucha precaución. Un bajo con el relieve del mástil ajustado gana muchísimo en comodidad, pero aun podemos mejorarlo, sin meternos en trabajos de luthería más avanzada. 
Para ello seguimos por el ajuste de la altura de las cuerdas. Por extraño que parezca a muchos, rara vez un diapasón (sea de guitarra eléctrica o bajo) es totalmente plano, tienen cierta curvatura llamada "Radio", a la hora del ajuste de la altura debemos tener esto en cuenta, la mayoría de puentes actuales permiten un ajuste totalmente individual por selleta/cuerda, con lo cual esto no nos debe suponer un problema. 

Por ejemplo, yo suelo medir la altura de la acción en el traste 24, principalmente por que me fío de "mis" mástiles y se que si consigo allí una buena acción sin trasteos, lo habré conseguido a lo largo de todo el mástil. Por supuesto esto es aplicable a cualquier mástil con el relieve correctamente ajustado y que aguante dicho ajuste sin problemas. Una acción habitual catalogada como "baja" sería de unos 2-2.5 mm en el traste 24, yo habitualmente trato de poner los mástiles a punto para poder ser utilizados con una acción de 1.3/1.5 mm en el mismo punto, para que así digamos "vayan sobrados" para sonar perfectamente con el ajuste a 2mm. 
Dicho ajuste (1.3/1.5mm) suele ser demasiado bajo para la mayoría de bajistas, porque requiere una precision extrema a la hora de tocar y sonar totalmente limpio, ya sabemos que las leyes de la física no son quebrantables y con esa acción si se toca un poco más fuerte de lo normal, la amplitud de la vibración de la cuerda (en especial las graves) va a tocar traste, y tener una perdida de sonido en consecuencia. 

Es recomendable seguir en cada cuerda una altura similar, recordar que el diapasón no es plano...con lo cual cada cuerda seguirá la curva marcada por el diapasón y trastes, y a su vez las agudas a la vista estarán más bajas que las graves, debido a su menor diametro, pero en realidad la distancia medida desde el inferior de la cuerda a la corona del traste debe ser similar. Una vez ajustadas las cuerdas a la altura deseada, el tacto habrá mejorado más aún. 

Llega la hora de empezar a ajustar temas de sonido, el quintaje es esencial para tocar "afinado" en todo momento. Hay varias formas de hacer esto, un método sencillo, que se recuerda fácilmente, y que se puede llevar a cabo con cualquier afinador electrónico, se trata de conseguir en cada cuerda que pisando al aire, en el traste 12 y en el 24 sucesivamente el afinador nos diga siempre que estamos correctamente afinados en la nota que corresponda. 
Para ello usamos los tornillos que desplazan las selletas hacia delante o atrás, con esto conseguimos una compensación de escala, ligeramente distinta para cada cuerda, cosa necesaria debido a la diferencia de calibre entre éstas. 

Sabiendo esto tratamos de afinar con exactitud el bajo con las cuerdas al aire, y comprobamos el estado de la afinación en el 12, si el afinador nos dice que estamos más grave debemos mover la selleta hacia el puente (es decir, acortar la distancia de la cuerda), movemos un poco, tampoco es conveniente hacer cambios bruscos a no ser que ya tengamos experiencia.