PREPARANDONOS PARA CANTAR


PRIMEROS PASOS
Como cualquier instrumento musical necesita cierta preparación para funcionar o sonar correctamente, tu cuerpo, que es tu instrumento de canto, debe también tener una preparación previa para estar en perfecto estado antes de comenzar cualquier práctica o ejecución del canto.

Es de vital importancia despejar todo tipo de tensión o strees físico y mental para evitar caer en errores típicos como el tener que esforzarse para producir ciertas notas y todo producto de una ejecución mal encarada desde el principio.

TODO cantante o estudiante de canto necesita relajarse, relajar los músculos del aparato vocal, estar en calma un momento despejar la mente y focalizar solo la actividad que se dispone a realizar... CANTAR!

Quien ha experimentado esa sensación de liberación y tranquilidad sabe de lo que estamos hablando y el efecto placentero que esto produce en el organismo.
Tal cual el instrumentista afina su instrumento para que este esté templado y listo para la ejecución el cantante debe "afinar" su instrumento musical, el cuerpo, para poder dar el máximo posible al momento de cantar.
El tener el cuerpo "afinado" y listo producirá un sentimiento de dulzura y satisfacción al ver que la ejecución sale como se esperaba o aún mejor...

COMO "AFINAR" TU INSTRUMENTO VOCAL
Antes de pasar al ejercicio sigue estas indicaciones.
Busca un lugar donde te sientas cómodo/a pone música suave que sea de tu agrado y parate erguido/a, sin forzar la postura, sólo ten tu espalda recta y los brazos a los lados de tu cuerpo muy sueltos y relajados también.

Pensá en un lugar agradable en el que te gustaría estar... tu lugar ideal de descanso... visualizalo con todos los detalles posibles... esto evita que tu mente viaje pensando en asuntos cotidianos o problemas actuales que podrían interferir en tu concentración.

Ejercicio:
Nota: existen muchísimos ejercicios para optimizar tanto la relajación como la respiración y correcta emisión del sonido. Nombraremos algunos.

1- Respiración:
Hacé una respiración profunda
Inhalá – Sostén unos pocos segundos – Exhalá

Repetir unas 4 veces, máximo al comienzo... luego podes incrementar hasta 10 veces con el fin de intentar reducir esa tensión de los primeros minutos. Es importante mencionar que la respiración lenta y profunda produce un estado de relajación importante. Desciende el pulso cardíaco y por tanto puede bajar un poco la presión. Esto es algo normal y no es motivo de preocupación. Si se produce algún mareo, simplemente respira normalmente y sentate en el piso por un minuto. Luego podes reducir la cantidad de repeticiones (de pie) o practicar esto a la noche cuando ya estas listo/a para dormir ( acostado/a) y de esta manera acostumbrarte mas a este tipo de respiración en función del relax…. a los sumo te vas a dormir mas rápido….!!

2- Rotación de Cabeza
Has una rotación lenta de tu cabeza sobre tus hombros
Hacia la derecha 4 veces.
Hacia la izquierda 4 veces.
Mantén una respiración rítmica y lenta mientras realizas estas rutinas.

3- Estiramiento del Cuello:
Estira ahora tu cuello. Tu espalda debe estar recta.
Hacia la derecha y hacia la izquierda (posando tu orejas sobre cada hombro, sin levantarlos) Repítelo 2 veces.

Hacia delante (intenta tocar tu pecho con tu mentón y llevando ligeramente tus hombros hacia atrás) Repetilo 2 veces.
Hacia atrás inclinando tu cabeza como intentando ver el cielo (No inclines tu cuerpo hacia atrás, solo tu cabeza) Repetilo 2 veces.

4- Rotación de tus hombros.
Hacia adelante 4 veces.
Hacia atrás 4 veces.
Hacia adelante 4 veces.
Hacia atrás 4 veces.

5- Respiración Profunda.
Inhala 2,3,4... al tiempo que levantas los brazos sobre tu cabeza.
Exhala 2,3,4... mientras bajás tus brazos a los costados de tu cuerpo.
(Repetir 2 veces)

6- Estiramiento:
Estirate hacia tu derecha pasando tu brazo izquierdo por sobre tu cabeza. (4 veces)
Estirate hacia tu izquierda pasando tu brazo derecho por sobre tu cabeza. (4 Veces)

7- Estiramiento 2:
Inclinate hacia delante e intenta tocar el suelo
Inhala... Exhala... Inhala... Exhala.

8- Hombros, Contracción-relajación:
Levanta tus hombros y contrae los músculos y luego relájalos. (4 veces)

9- Estiramiento facial.
Estira los músculos y ligamentos de tu cara.
Para hacer esto debes comenzar con una posición relajada de la cara y luego levantar las cejas y bajar tu maxilar inferior al máximo.

Mantén esa postura 2 o 3 segundos.
(Repetir 3 veces)

10- Masajea tus mejillas y mandíbulas.
Inhala.. Exhala... Inhala... Exhala...
Para terminar repetir el Paso 5.